Canalización al platanero milenario de Tsagarada


Pelion, hogar de los Centauros

 
«La gente que viene se sienta a contemplarme y disfrutar de mi sombra, pero en realidad no entienden quién soy ni cuál es mi misión.
Yo soy el guardián de este lugar. Mi trabajo es proteger y cuidar a los seres vivos de la energía tan intensa que existe aquí.
Si deseas saber de qué estoy hablando, cierra tus ojos y respira la diversidad energética que hay.»

 

Lo hago. Siento muchísima presión en mi cabeza.

 

«Eso es. Eso que has sentido es una energía muy fuerte que existe aquí y mi trabajo es hacer que esa sensación sea menos sentida por quienes vienen a refugiarse en mi.
Yo hago que los seres que vienen sientan una sensación de paz mayor en sus cuerpos y se sientan a salvo aquí.
Estas son solo algunas de las cosas que hago, claro.
Namaste.
Namaskar.”