FENG SHUI

El Feng Shui nos ayuda a crear una nueva relación con nuestro espacio de vida, conectándonos con la magia de nuestros hogares (una situación en la que sentimos que nuestro hogar nos da un abrazo cariñoso cuando entramos). Las relaciones que mantenemos con nuestras casas son muy importantes porque pueden ayudarnos a entender, mejorar y desarrollar todas las demás relaciones de nuestra vida: con nuestras parejas, nuestras familias, nuestros amigos y, sobre todo, con nosotrxs mismxs. Las casas no son sólo montones de ladrillos y cemento inanimados, sino que también son entidades vivas que pueden ayudarnos a atraer más de lo que queremos en la vida y menos de lo que no queremos.


Cualquier cosa -sustancia, objeto, forma, color o ser- que interactúe con nuestro campo energético está influyéndonos a todos los niveles. El entorno en el que vivimos puede beneficiarnos o alterarnos. Las ondas de forma y el cromatismo de cada objeto también están interactuando con nuestro campo energético. Así como la iluminación natural o artificial bajo la que vivimos, todo el arte, la artesanía, la decoración, la arquitectura y el paisaje. Además, las fuerzas psico-emocionales (externas e internas) irradian campos energéticos que llenan los espacios y generan cierto tipo de ondas que se instalan en el nuestro. Todas estas radiaciones conviven simultáneamente y crean una determinada «ecuación energética» en nuestro hogar, oficina, tienda, dormitorio… que puede ser saludable o tóxica.


Los estudios de Feng Shui que yo ofrezco, tanto de forma presencial como online, están basados en el Feng Shui orgánico de Marta Povo, creadora del Sistema Geocrom. Para más información no dudes en ponerte en contacto conmigo.